A.I. el año pasado en Arica, en lo que sería un tubo perfecto…

Finalmente, tras una serie de rumores que corrían sobre las razones del mal año de Andy Irons, con el abandono del Quiksilver Pro de Francia, o de sus malos resultados en J-Bay, finalmente él mismo rompe el hielo en una entrevista a Surfline donde explica sus verdaderas razones, porque ya no quiere más chismes baratos que lo terminan perjudicando más de la cuenta.
Explica que los problemas partieron cuando estaba en J-Bay, en una manga contra Granger Larsen en que se estaba congelando y solo quería perder para irse de ahí. Desde entonces, cada vez que se tiene que poner el peto de competición le gustaría darse contra una pared, sintiéndose muy fuera de lugar y no en condiciones de competir contra nadie. Esto, explica, le ha traido muchos problemas con sus sponsors, jueces, fans, etc., pero es algo que va más allá de sí mismo.
Pero al Quiksilver Pro fue igual porque la gente esperaba mucho de su participación ahí. Sin embargo, después de la 1º ronda, donde sintió que hizo totalmente el loco, decidió retirarse lo cual provocó un gran impacto y gran cantidad de comentarios, a los que él responde: «It’s f**kin radical how mean people are, and how they think they have all the answers. (…) I tried not to get mad when I read that stuff, but yeah, it fired me up pretty good. How wouldn’t it? Talking about my wife and shit? What the f**k?».
Después de 12 años en tour, ahora decidió tomarse el asunto más tranquilamente, manteniéndose fuera de competencia por un rato. Esto significa que tampoco estará presente en el próximo Hang Loose Santa Catarina Pro en Brasil a fines de Octubre, y tampoco está seguro todavía de si surfeará el Pipe Masters de este año. Dice preferir aclarar bien su mente antes de empezar a full de nuevo. «I just want to get my head back on, and fall in love with surfing again for myself». Por el momento, su única prioridad es vivir una vida feliz.
Lee aquí la entrevista completa>>>

250

Fuente: Surfline