El segundo lugar fue el que obtuvo el emblemático surfista de Pichilemu en los Billabong Global Big Wave 2010.
Para ser honestos, la primera impresión después de ver a Twiggy recibir el galardón, fue de frustración, ira y rabia. ¿Como puede ser? Ramón Navarro es el mejor! Levantó a a toda Waimea con la tremenda ola que nadie quiso correr, a la que todos le hicieron el quite él se la tiró. Pero al pasar los días, (aprovechando el flat) nos dimos cuenta que Ramón es parte de esta elite de surfistas que reune a menos surfistas que la WCT (ASP) entre los cuales se encuentra Diego Medina también. Pero por sobre todo, es el hecho de que estos atletas se respetan mutuamente, son pares sin fronteras, sin marcas, estos personajes están explorando las nuevas fronteras de este deporte, algo que no ha podido hacer la ASP con su world tour, que a medida que pasan los años pierde aún más encanto.
Y es ahí, donde hemos hecho esta pausa. Esta bien, Ramón no sacó el primer lugar, pero bajo ninguna cirscunstancia este segundo lugar fue un triunfo moral, ya que de la mano de Navarro y Medina el surf Chileno se ha ganado un espacio importante en la escena mundial y un espacio que no habla más que de olas que no perdonan, que no es para cualquiera, el surf de olas grande como en pocos lugares del mundo. Nos sentimos orgullosos de ti Ramón y agradecidos al mismo tiempo, ya que el libro de la historia del surf chileno continúa sumando páginas, llenas de disciplina, amistad y respeto.

250