Derek Hynd surfeó hasta finales de los 70 profesionalmente. Surfeó  junto a Martin Potter, Mark Richards, Shaun Tomson o Tom Carrol, por nombrar sólo algunos. Pese a que perdió un ojo en una ocasión cuando una tabla lo golpea, el sigue adelante con su deporte bastantes años más. 

Después, desapareció de la industria del surf y se dedicó a lo suyo, a crear tablas que solo él podría comprender, algo que está estrechamente vinculado a su imaginación y estilo inconfundible e incomparable. Así crea una tabla sin quillas, que permite surfear con maestría cualquier tipo de olas.
Derek Hynd posee algo que a muchas personas les falta, una imaginación sin límites, que no permite medir la vida según «Costo Oportunidad», sino por lo que simplemente somos.

250