Mientras continúa la triple corona, ya está por iniciarse la espera del Eddie, y Ramón Navarro ya va en camino como uno de los invitados. Hace un tiempo, conversando con Ramón, nos comentó: «Honestamente no sé cómo estarán las olas este año, pero si se dan las condiciones espero tener la oportunidad de correr una ola como el monstruo de la última vez. Según pude ver los reportes, aún no hay certeza absoluta de que sea posible el Eddie, pero esa es la gracia, el mar es el que dice la última palabra, así que con fé».

250

El Pichilemino que hizo ponerse de pie a todos en la bahía de Waimea la temporada pasada, adjudicándose el monster drop, tendrá que pasar el North Shore en Hawaii (una lata) junto a la crema nata del surf mundial, mostrando lo que es ser un Chileno bien a la Chilena (en el mejor de los sentidos).

Web oficial>>