Claudia y Cristian ya han pasado un año y tres meses en la carretera, rodando desde el polo norte hasta centroamérica y después de haber dejado la perfección surfistica en Nicaragua han llegado a uno de los países mas controversiales desde un punto de vista positivo: Costa Rica.
«Pura vida se siente y se vibra apenas uno cruza la frontera. Acá mandan los árboles y la selva. Nadie tala por intereses económicos, los animales son respetados, la vida es respetada. Recorrimos el norte de Costa rica en plena rainy Season, barro y mas barro. Ya llegados a Santa Teresa tuvimos la suerte de conocer a Rodrigo Vera y Marcela, una pareja buena onda de chilenos con los cuáles pasamos el 18. Disfrutando en su restorant ALMA pasamos un 18 como corresponde. www.almadecostarica.com
La mezcla cultural en este pueblo con todos sus imigrantes, mas los ticos el verdor de la selva, el agua tibia y olas de nivel hacen de este lugar un paraíso. Así como todo lo que hemos visto de Costa RIca.
Acá no existe el local agresivo que no te deja surfear, acá hay buena onda en el agua, la gente se saluda, el beach break es largo y con nivel y las olas parecen nunca renunciar. El primer día una ola renuncio arriba de mi tabla y me la partio en dos, fue un pagón pequeño pero que me dejo viudo de tabla. Mientras tanto la Claudia era testigo de como un nido de tortugas salían de la arena buscando el recorrido al mar, felices después de un día de playa rodrigo nos esperaba con dos cervezas estupidamente heladas, parrilla, chela, viaje y aventura, y si a eso le sumamos que era día Lunes! que mas se puede pedir?»

Costa Rica pura vida!

Alaska a Patagonia!

250