grillo-copia
Ningún lugar que conozca está exento de esto, las tribus. Hay de lo que sea, pero y sin saberlo o darme cuenta pensé que pertenecía solo a una tribu. (No hablo de los que solo usan traje y una tabla)
En el surf si realmente logras conectar con lo esencial, comienzas a a ver la vida no digamos de manera diferente si no que más simple, quizás son la sal que se mezclan con la energía del mar que limpian, o quizás sea una locura, pero siempre que he salido del agua siento esa sensación de liviandad que le han entregado la dimensión correcta a los problemas, al menos la que creo correcta que eso ya es suficiente para mi.
Ya han pasado muchos años de recorrer surfeando mi país y en cada playa, en cada he ido acercándome a diferentes personas con quienes pese a ser totalmente distinto, convergemos en la simpleza. Así es esta tribu, que han sido bautizados por el mar chileno que pese a la lejanía geográfica y de pensamiento, son capaces de conmoverse con lo que ocurre alrededor, esa ha sido mi tribu, donde ayer era organizar un campeonato en la fogata playera y que hoy se despliega a través de las redes sociales para ayudar a los mismo surfistas, entre surfistas. Esas son las cosas esenciales que consigues al conectarte con lo simple. Como en el caso particular sin pedir o apelar a la amistad, muchos surfistas de diferentes lugares están levantando una causa simple de apoyo a una amigo «Grillo» surfistas de Curanipe que hoy sin pedir ha recibido la ayuda de muchos surfistas que armaron una Grillotón y así conseguir los recursos que se necesitan para él. Claro me vas a decir que eso ocurre en todos lados, pero yo te voy a decir que entonces te hace falta surf.