Una nueva planta industrial, esta vez desalinizadora,se ubicará en la bahía de Quintero con el fin de producir y transportar 1.000 litros por segundo de agua dulce para las industrias agrícolas, termoeléctricas, mineras y sanitarias de la cuenca del Aconcagua, tal como lo consigna la web del proyecto. 

250

La planta cuenta con la aprobación de la Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso, pese a la oposición del gremio de pescadores de la zona. En esta linea, cabe señalar que toda faena desaladora produce residuos: el ducto se internará casi 700 metros en el mar, desde el cual arrojará salmuera, agua de limpieza de equipos, fangos de preparación de la cal, reboses y vaciados de distintos equipos. La salmuera es agua con alta concentración de sal que generan efectos en el ecosistema marino.

Es lamentable ver la continua aprobación de proyectos que suman más contaminación a las zonas de sacrificio.

Foto/txt: @alan.thiznau