El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura -Sernapesca- informó el hallazgo del cadáver de una ballena Sei (Balaenoptera borealis) de cerca de 15 metros de longitud, la cual estaba rodeada de cuerdas y de una cadena metálica en gran parte de su cuerpo. Este gravísimo hecho sucedió en un centro de cultivo de salmones de la empresa Australis Mar ubicado en el sector de Isla Matilde, Región de Aysén.

La Dirección Regional de Sernapesca presentó una denuncia ante el Ministerio Público para esclarecer las causas del varamiento y establecer responsabilidades.

250

De acuerdo al comunicado, la empresa Australis Mar notificó del hecho el pasado 1 de mayo y posteriormente evidenció la información a través de fotografías.

Chile es el segundo país productor de salmones a nivel mundial y desde hace 30 años se lleva desarrollando y expandiendo esta industria que generan profundos impactos ambientales, tales como: el abuso de antibióticos, antiparasitarios y otras sustancias químicas; el escape de salmones que implica la introducción de especies exóticas al ambiente natural; la acumulación de residuos sólidos y líquidos en el fondo marino derivados de los alimentos no consumidos, fecas y mortalidad de estas especies; desechos industriales que las empresas dejan en los fiordos (jaulas abandonadas, plásticos, boyas, etc.), entre otros efectos negativos.

Con lo acontecido a este ejemplar cetáceo, es de esperar que las autoridades tomen medidas concretas de fiscalización contra esta rentable industria que avanza sin mayores obstáculos por los prístinos fiordos patagónicos gracias al permisivo marco regulatorio que las rige.

Foto: Sernapesca | Nota por Alan Thiznau