CuranipeSTWteamEn Estados Unidos estuvimos con Ramón Navarro camino al campeonato de Todos los Santos cuando se enteró recién de la tragedia del tsunami – terremoto. De inmediato la fundación Save The Waves, junto con el campeón de olas grandes Greg Long, Ramón, y casi todas las marcas de surf empezaron a hacer una campaña de recaudación de fondos para ayudar a los damnificados. Dentro de 2 días ya habíamos levantado más de USD $30 mil y Save The Waves mandó a Ramón, Kohl Christensen, Greg Long y Josh Berry de vuelta a Chile con 1.000 filtros de agua y toneladas de carpas, sacos de dormir, herramientas y suministros básicos. Llegando a SCL el equipo Save The Waves se dividió en dos: el equipo Navarro/Save The Waves fue a ayudar a la costa de Pichilemu y alrededores, y el equipo Berry/Save The Waves fue al epicentro de Curanipe, donde Save The Waves tiene la oficina de su programa Vigilante Costero.

La destrucción es total en la zona del tsunami. Muchas comunas estaban sin agua y el trabajo de primera prioridad fue entregar y entrenar la gente sobre cómo armar, distribuir y usar los filtros de agua. En una semana los dos equipos ya habían distribuido filtros de agua para 10.000 personas damnificadas (cada filtro apoya las necesidades de 10 personas). Save The Waves entrenó al ejército a cargo de Constitución para distribuir filtros de agua en las zonas más rurales, y nuestro gran amigo Pocha también ayudó a distribuir más de 200 filtros.

250

Junto a Save The Waves vinieron dos equipos de médicos y quiroprácticos que hicieron un tremendo trabajo en ayudar a los más sufridos. En muchas zonas la gente está totalmente aterrorizada y tener un doctor calmado que viene de fuera le ayuda mucho a asumir y poder volver a la normalidad. También vino con este equipo de médicos el actor Paul Walker con su equipo de REACT Worldwide. Además de ser estrella de cine, Paul es paramédico y de muy bajo perfil fue ayudando en la zona más crítica de Constitución, Pelluhue e Iloca. Imagínate la sorpresa y buena onda: siendo sobreviviente del tsunami, llegas a la clínica y tu propio doctor es Paul Walker de Rápido y Furioso!

Con los equipos médicos, Save The Waves ayudó a más de 500 damnificados de la región del Maule. Pero los héroes de este cuento son los miles de chilenos trabajando sin fin y con una solidaridad máxima para levantar a su país y reconstruir algo que nunca perderán: la esperanza y las buenas vibras de poder levantarse de los escombros y seguir su camino.

Próximamante Save The Waves va a iniciar su segunda «ola» de ayuda tras el tsunami. Esto consiste en ayuda material y educación para niños, mini-becas para estudiantes de colegios, grandes limpiezas de playas y huertos orgánicos en varios colegios en las comunidades de Pichilemu, Constitución, Curanipe y Cobquecura. Más información en www.savethewaves.org.

Save The Waves agradece a Derco / Great Wall por el uso de una camioneta para trasladar su equipo y gente.