El día martes 25 recién pasado en la playa de Cachacgua, un accidente capturó la atención de los medios masivos. Francisca Da Mesti sufrió un accidente que pudo costarle la vida si no fuera por la oportuna y organizada acción de los instructores de la escuela de surf Cala Vicuña de la misma playa.

250

La surfista sufrió un corte en uno de sus muslos de 15 centímetros, que comprometió la arteria femoral, producto de un impacto con una de las quillas . Francisca que ya había tomado clases en tabla blanda recién paso a tabla de fibra cuando sufrió este infortunado accidente.

“Estábamos al lado de ella cuando esto ocurrió, lo que permitió efectuar los primeros auxilios de manera eficiente, coordinando con la ambulancia y posterior arribo a santiago para ser intervenida” Explica el instructor de surf Marcelo Valenzuela.
Si bien este trágico evento afortunadamente contó con la oportuna e informada respuesta de los operadores de esta escuela, abre el debate de cuan preparadas en salvataje, conducción técnica y coordinadas con municipalidades y centros asistenciales están las escuelas de surf que proliferan a lo largo de nuestro país.

“Nosotros nos hemos preocupado de tomar cursos de instrucción certificados, complementados con primeros auxilios y salvataje” Comenta Marcelo Valenzuela

Si bien los medios de comunicación masivos venden portadas como estas un tanto desinformadas y Francisca Da Mesti  ya se está recuperando, este suceso sirve para recomenzar este debate que hace tiempo está en pasillos de la Federación Chilena de Surf, los Clubes y las Escuelas, algo que debe estar regulado para que casos como este que gracias a la oportuna ayuda no se transformó en una desgracia que enlutaría el mundo del surf que tanto queremos que progrese y con el que debemos comprometernos todos para que crezca de buena manera ya que, así los inminentes accidentes que se van a dar en el futuro no tengan desenlaces fatales que debamos lamentar. Certificando con cursos a los instructores y debidamente en primeros auxilios. Tendrá que ser la hora de retomar el debate y llegar a una solución