Los efectos de los cambios climáticos son evidentes para todo el mundo. El aumento en la humedad ambiental de nuestro país, la gran cantidad de incendios en California o el incremento en la fuerza de los huracanes del último tiempo son algunas manifestaciones de lo que está ocurriendo.
A esta lista se suma también el aumento que está experimentando el nivel del mar provocado por el aumento de las temperaturas. Esto ocurre en dos sentidos: por un lado, se aumenta el volumen de agua al derretirse los hielos de los polos, y además sube el nivel de los océanos por el rompimiento de icebergs glaciales.
Sin embargo, este problema podría ser en realidad más grave de lo que se creía. Una parte de los estudiosos del tema pronosticaban un crecimiento de 60 centímetros. Pero el glaciólogo W. Tad Pfeffer, de la Universidad de Colorado, junto a un grupo decidieron abordar el tema en detalle, y crearon un modelo que evalúa la rapidez con que los glaciares tendrían que derretirse para aumentar una determinada cantidad el nivel del mar. Su estimación fue que de aquí a fin de siglo, los océanos subirían variadamente entre 80 y 200 centrímetros, lo cual traería enormes problemas por el hundimiento de muchos lugares costeros ubicados a baja altitud, como Florida y Bangladesh, entre otros.

Fuente: Science Magazine

250