Hace 24 años que la caza comercial de ballenas está totalmente prohibida, según lo ha regulado la Comisión Ballenera Internacional (CBI), organismo encargado de la administración y conservación de las poblaciones de ballenas alrededor del mundo. A pesar de ello, la moratoria que determina esto ha sido siempre objetada por países como Noruega e Islandia, y Japón en definitiva siempre la ha pasado por alto, matando para «fines científicos» unas 800 ballenas, en promedio, por temporada.

La CBI, compuesta por dos grupo de países, los que buscan protejer y conservar a los cetáceos y los que promueven la caza comercial controlada (Japón, Islandia y Noruega), finalmente propuso que este segundo grupo disminuya en 3/4 partes su matanza de ballenas en los próximos 5 años, lo cual será votado en un encuentro en junio en Marruecos.

250

De acuerdo a la CBI, se ha negociado la desición durante meses con las potencias mundiales y esto ha significado un «delicado balance de concesiones», que se tradujo finalmente en el acuerdo en que Japón, Islandia y Noruega podrán cazar (ojo, ningún otro país), pero deberán reducir el número significativamente en los próximos años en relación a la caza furtiva anterior. Esto significaría que se salvaría la vida de miles de ballenas, ya que, por ejemplo, Japón pasaría de cazar entre 765 y 935 ballenas en cada temporada, a 410 la próxima temporada y a 205 en la temporada 2015-2016. Además, este plan incluye un Santuario Sudamericano.

Por lo tanto, ¿buena o mala propuesta?

De la World Wildlife Foundation (WWF), siempre defensora de los animales en el mundo, Wendy Elliott, encargada del Programa de Especies, explicó que «Las cuotas propuestas no fueron fijadas usando los propios métodos científicos de la CBI, sino que son resultado de negociaciones políticas que tienen poco o nada que ver con las ballenas en sí».

Por otro lado, Cristián Maquieira, presidente de la CBI, indicó que «Por primera vez desde la adopción de la moratoria de caza comercial de ballenas, vamos a tener unos límites estrictos, aplicables en todas las operaciones de caza de ballenas. Como resultado, varios miles de ballenas no serán asesinadas durante el período del acuerdo.»

Para armarse una idea sobre la propuesta, aquí puede leerse el artículo oficial>>>

Fuentes: Emol / CBI