Artículo de diario El Ciudadano online, de febrero del 2011, donde se tratan los temas ambientales más conflictivos de Chile en estos momentos: termoeléctrica Castilla (III Región), Mina Invierno en Isla Riesco, Hidroaysén, entre otros….

Castilla: Termoeléctrica más contaminante de Latinoamérica podría construirse

La decisión de ratificar el proyecto como “molesto”, en lugar de “contaminante” -como había sido calificado inicialmente- reinicia la tramitación ambiental y la iniciativa deberá ser votada por la Corema de Atacama en los próximos días. Reacciones ciudadanas tras anuncios.

250

Al reciente trato entre la familia Domínguez -que lideró la resistencia al proyecto en meses anteriores- y la empresa MPX, impulsora de la termoeléctrica Castilla, se suma ahora un nuevo revés para las organizaciones civiles que se oponen a su construcción, ya que este miércoles (16 de febrero) el secretario Regional Ministerial (Seremi) de Salud de Atacama, Nicolás Baeza, ratificó la calificación ambiental del proyecto como “molesto”.

Con esta decisión, la iniciativa impulsada por el multimillonario brasileño Eike Fuhrken Batista -dueño del Grupo MPX- podrá retomar el trámite ambiental respectivo, y ser votada en los próximos días por el Comité de Evaluación de la Comisión Regional Ministerial (Corema), de Atacama, conformado por representantes de los servicios públicos de la zona.

La resolución ambiental que permite la construcción de la megacentral, se da, precisamente, un día después de que la Corema de la región de Magallanes entregó su voto favorable a la instalación del yacimiento carbonífero de Mina Invierno, en Isla Riesco, cuya producción estaría destinada a alimentar precisamente a la central Castilla.

Para Álvaro Toro, asesor jurídico de la Comunidad Agrícola Totoral, lugar directamente afectado por la construcción de la Central, afirmó que han resuelto “interponer un recurso de protección en contra de la resolución del Seremi de Salud, para que la corte atienda la arbitrariedad y la ilegalidad de esta autoridad que modificó la calificación de manera improcedente”. Toro espera que al momento que la Corema vote este proyecto, se tenga en cuenta este recurso, y lo rechace.

El abogado también afirmó que, pese a la larga lucha que la Comunidad Totorl ha llevado durante estos años, ésta se encuentra muy afectada por “la negociación secreta entre los Domínguez y la empresa MPX”, lo que ha provocado que “algunos dirigentes crean que la única solución que tienen hoy día es sentarse rápidamente a negociar algo con la empresa”, producto de la “desolación y desesperación”, según Toro. Pero aclara que se trata sólo de algunos miembros de la comunidad, y no de los residentes permanentes, por ejemplo.

El jurista opina que este tema ya se salió propiamente de los cauces técnicos, para transformarse en un tema político, que incluye comprar las conciencias de algunos “de los opositores, como el señor Domínguez”, quien había liderado la oposición. Y afirmó que paralelamente, junto a las acciones judiciales que presentarán, “las comunidades tienen que movilizarse”.

“NO IMPORTA QUE SE DAÑE EL MEDIO AMBIENTE”

En medio de una campaña del cuidado del agua realizada el día de ayer (17 de febrero), la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, fue cuestionada por la decisión de mantener a Castilla con una calificación de “molesta”, y a su vez por la aprobación del proyecto minero de Isla Riesco, como proveedor del carbón que utilizaría la central.

La secretaria de Estado afirmó que el Seremi ejerció su atribución sectorial y “en base a los antecedentes que él tuvo a la vista recalificó como ‘molesta’ (la central)”, y añadió que “el proyecto no está todavía sancionado ambientalmente, sólo significa que puede seguir con su evaluación”. Para la Ministra lo deseable es que “todos los proyectos (…) se desarrollen cumpliendo la legislación y con las medidas de mitigación adecuadas”. En cuanto a Isla Riesco, Benítez afirmó que “las termoeléctricas que existen en el país compran el carbón donde ellas quieran (…) es un problema económico”, y señaló que desconoce el destino del mineral que se explotará en la Isla.

Pese a que desde un inicio Benítez afirmó que su interés se concentraba en fiscalizar a las empresas para que cumplan con el trámite ambiental, señaló que “a nosotros no nos interesa que el medio ambiente se dañe, queremos que las empresas cumplan”, y añadió que “tenemos que convivir con proyectos, no podemos transformarnos en algo que no hace nada”.

MÁS CARBÓN, Y MÁS ENERGÍA NUCLEAR

Una opinión parecida tiene el biministro de Minería y Energía, Laurence Golborne (en la foto), quien, en una actividad hoy (viernes 18 de febrero) en la Comisión Chilena de Energía Nuclear, donde presentó al nuevo Director Ejecutivo del organismo, Jaime Salas Kurte, manifestó que –respecto a la energía nuclear– “si nosotros no tomamos la decisión de formarnos, de avanzar, de tener los técnicos y la institucionalidad adecuada (…) en el futuro se va a tener que partir de cero”, y añadió que esta discusión es para sentar las bases de un futuro desarrollo de esta materia.

Al respecto, Golborne anunció un viaje a Francia y Bélgica “para revisar tecnologías en el ámbito nuclear, geotérmica y en ámbito de biomasa, (…) la energía nuclear es uno de estos elementos que queremos estudiar”, justificando que en Francia, más del 74% de su producción energética es de este origen. Además, reiteró que, durante la próxima visita de Barack Obama a Chile, se hablará sobre temas de energía nuclear, en concreto sobre “formación de profesionales, estudios y tecnologías”, aclarando que nuestro país no tendría una central de este tipo en, al menos, 12 ó 15 años más.

En cuanto a los proyectos de Isla Riesco y Central Castilla, Golborne señaló que éstos “tienen que medirse de acuerdo a su propio mérito; todo elemento que genera energía produce algún disturbio medioambiental. Lo importante es saber qué tanto afecta y cómo lo controlamos”. Según el Ministro “sólo hoy día el 23% de la energía del país se produce con plantas termoeléctricas a carbón (…) es un tema que tiene que ver con el desarrollo de la matriz energética que tenemos que abordar como país”, y llamó a mirar los proyectos energéticos a futuro, “sin intereses políticos o de corto plazo”.

En relación a cambios legales que el Gobierno quiere introducir en la línea de transmisión eléctrica para Hidroaysén, Marcelo Castillo, abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia (http://www.patagoniasinrepresas.cl), afirmó que “el Gobierno a través de distintas agencias estatales pretende cambiar todas las leyes para que este proyecto salga adelante. Me parece una trasgresión del Estado de Derecho”.

Al respecto, afirmó que “nosotros pensamos que el proyecto que está en tramitación en el Congreso para facilitar las concesiones de transmisión eléctrica son parte del lobby de Endesa y Colbún para facilitar el proyecto Hidroaysen”, y añadió que existe “una crisis de legalidad”. Castillo afirma que “el proceso de expropiación que se va a hacer es sin necesidad de notificar a los propietarios”, en beneficio de los titulares de las concesiones hidroeléctricas. El jurista declara que lo que les llama la atención “es que el Gobierno presente este proyecto de ley para favorecer Hidroaysen en el Parlamento”.

REACCIÓN CIUDADANA

Las decisiones favorables a iniciativas tales como Isla Riesco o la central Castilla, han provocado una serie de movilizaciones ciudadanas contra estos megaproyectos, como la que se hizo en la tarde de ayer (17 de febrero), en donde unas 150 personas marcharon por las calles del centro de Santiago para expresar su malestar y rechazo por estos proyectos, emplazando a los ciudadanos y ciudadanas a informarse para evitar que se concreten.

Al respecto, uno de los voceros de la marcha, Luis Mariano Rendón, del grupo Acción Ecológica (http://www.accionecologica.cl/), manifestó que “constituye un contrasentido destruir una zona de extremo valor e impactar la única área marítima protegida, el parque Francisco Coloane que se encuentra en las inmediaciones, y que va a ser dañado por el aumento del tráfico marítimo”.

También señaló que, en concreto Isla Riesco, “tiene como objetivo alimentar una matriz energética en base a carbón, que es lo peor que puede hacer nuestro país”, y reiteró el contrasentido de todas las promesas de campaña de Sebastián Piñera, en referencia a impulsar las Energías Renovables no Convencionales (ERNC).

Rendón destacó que estas son decisiones arbitrarias y centralistas, y llamó a la ciudadanía a estar informada y continuar movilizándose para evitar la consagración de estos proyectos.

Por Christian Armaza Benavides

Foto: Olas Limpias.com