Es un dato anecdótico. En lugares principalmente de la zona ártica se producen fenómenos muy curioso, donde las olas se congelan o semi-congelan, provocando un increíble efecto visual.
Algunos lugares donde ocurre esto es en la isla Terranova, al noreste de norteamérica (video), y Siberia. En este último lugar, con oleajes más constantes, debido a las muy bajas temperaturas, el agua no puede estar totalmente líquida y por ende se tienden a congelar las olas y el agua en cosa de segundos.

250
Así también ocurre en muchos glaciares alrededor del mundo, en que en definitiva se ven olas congeladas, por el efecto de la gravedad en conjunto con los descongelamientos del verano, generando unas impresionantes estructuras (foto de abajo).

Fuente: Anfrix