Al oír hablar de Isla de Pascua parece ser un lugar muy cercano y de alguna forma también muy inserto en la vida cotidiana de todos los chilenos, pero sin embargo al viajar hacia la Isla la visión cambia, primero debes volar por más de 4 horas, tiempo en el cual puedes llegar a Centroamérica, pero sin embargo estas a 4.000 kilómetros del punto de salida y más curioso aún es que te encuentras en territorio chileno, de alguna extraña forma eres local ante los cientos de extranjeros que llegan a diario a hacer turismo, pero a la vez te sientes extranjero ante la comunidad Rapa Nui. Sin duda el lugar es muy poderoso, su naturaleza, su gente, su cultura, su idioma y hacia donde mires existe algo digno de conservar, dentro de su poder se encuentran sus olas, para todos los gustos y niveles, pero en su mayoría las son de gran tamaño y alta dificultad, que quiebran solas gran parte del año.

Continua >>>
Por Emmanuel Rojas

250