Como se mostró hace bastante tiempo a través de un video, en Munich, Alemania, existe una popular ola de río, en el río Isar que cruza la ciudad.
Un seguidor de Chilesurf que estuvo allá nos cuenta que está bien próximo al centro de la ciudad y que es muy concurrido, sintiéndose un gran espíritu surfer en el lugar, a pesar de estar tan lejos de un real spot marino.
Tener estas oportunidades es muy positivo y recreativo, para olvidarse un poco del movimiento citadino. En Santiago en particular que no tiene mar ni olas naturales, por último puede aprovecharse la ola artificial del Mall Sport para salir de la rutina, o simplemente salir a trotar o andar en bicicleta a tantos lugares increíbles que tenemos alrededor, como el Parque Forestal, cerro San Cristóbal, el Santuario de la Naturaleza o Camino a Farellones, para conseguir ese necesario contacto natural.

Se agradecen las fotos y la motivación a Alex Céspedes, de la VI Región.

250