Canadá no es un país reconocido por tener las mejores olas ni por un clima muy agradable. De hecho es famoso por el frío y sus canchas de ski. ¿Por qué entonces contarlo en una historia de surf? Porque de todas maneras vale la pena saber de estos lugares y descubrir que en realidad sí hay muchos spots con potenciales buenas olas. Uno nunca sabe cuándo se dejará caer en la zona y si la necesidad de surfear surge, mejor estar preparados y saber dónde ir.

Hay olas de todo tipo, con paisajes en general muy verdes. Así que todo depende del lado que se elija:
– Costa Oeste (West Coast), en el océano Pacífico, principalmente el estado de British Columbia, es un poco más cálido y hablan inglés oficialmente. Las olas son de mejor calidad que las del lado este, y la mejor época es entre Noviembre y Febrero, aunque con temperaturas promedio del agua de 8ºC y del aire de 6ºC.

Cox Bay
– Costa Este (East Coast), en el océano Atlántico y de habla francesa. Los swells son más regulares entre Noviembre y Abril, aunque al parecer los bancos de arena no los acompañan demasiado porque las olas no tienen muy buena forma. Las temperaturas son gélidas del agua que a lo más llega a los 4ºC, y temperatura ambiente que bordea los 0ºC.

Pubnico Beach (de difícil acceso)
– Lagos, también en el lado este, pero hacia adentro. Harto frío, pero en tiempos ventosos y tormentosos, con un longboard se pasa bien. Lo que sale más grande es D-Land.

Kincardine Pier, en el lago Ontario

250
Mucha más información de spots específicos: Wannasurf