Una vez más la megaempresa Google se pone a la vanguardia en el uso de tecnologías. Esta vez se trata de la genial idea de llevar sus supercomputadores y centros de estudio a altamar en el proyecto llamado «Computer Navy».
¿Por qué tan rebuscados? En realidad es al revés, se simplifican la vida. La tecnología «Water-Data Centres», patentada por ellos, busca obtener energía a partir del movimiento natural de las olas, además de refrigerar simultáneamente los computadores con esa misma agua, para evitar su sobrecalentamiento. Así se ahorraría la energía que se usaba para este enfriamiento, que el año 2005 correspondía al 1% de la energía mundial.
Estos Data-Centres estarían ubicados en barcos, y podrían llegar a tener el tamaño de una cancha de futbol. La idea es que se ubiquen a un mínimo de 11km. de la costa, con lo cual además se ahorran los impuestos a la propiedad que deben pagar estos mismos centros al estar en tierra (sobretodo considerando que Google los tiene en todas partes del mundo).

250
Fuente: Europa Press