World Surfing Reserves (WSR, o Reservas Mundiales de Surf) esta a menos de dos meses de cumplir su meta de la primera playa en ser designada como Reserva Mundial de Surf, en Malibú, California. Ahora, para continuar con la ayuda a quienes albergan esta playa, Save the Waves Coalition y WSR anunciaron su apoyo a las organizaciones locales de West LA/Malibu Surfrider Foundation y los guardacostas de Santa Monica.

Todos ellos han estado luchando durante mucho tiempo para tener limpias las aguas de su playa, pero aún siguen habiendo gran cantidad de enfermos, fruto de las bacterias presentes en toda esta costa. Por ello es que ahora se espera que con esta protección se adquiera una voz más fuerte para lograr las mejoras medioambientales tan anheladas.

250

El Alcalde de Malibú, Jefferson Wagner explica que «los problemas de calidad del agua en Malibu han motivado a la comunidad de surf a luchar por su amor a una ola perfecta e impecable. Es un gran ejemplo para los surfistas de todo el mundo. Incluso los cercanos a Los Ángeles, una mega-ciudad de casi 10 millones de personas, donde el gobierno local está dedicando casi $ 100 millones de dólares para la restauración de la limpieza y la dignidad de las aguas que fluyen hacia el punto de quiebre. Es un gran avance».

La idea de esta Reserva de Surf es principalmente lograr un poder negociador más potente al momento de luchar por los lugares de surf a preservar, cuidar de sus usuarios y sobretodo de sus aguas y entorno. La ceremonia de consagración de Malibú como Reserva Mundial de Surf se celebrará en Surfrider Beach el 9 de octubre. El evento marcará el comienzo de un plan de gestión para Malibú destinadas a la sensibilización general en torno a la importancia de proteger los spots de surf más grandes y queridos del mundo.

Para más información visita worldsurfingreserves.org