A grandes rasgos, todos sabemos que una gran cantidad de animales peligran su permanencia en la Tierra. Pero hay mucha información al respecto que se desconoce.

Entonces, ¿qué dirías al enterarte…
– que uno de cada cinco mamíferos se encuentra en peligro de extinción?
– que cada hora desaparecen tres especies?
– que para el año 2050, debido al calentamiento global, un cuarto de la flora y fauna terrestre desaparecería en una gran extinción en masa?
– que la foca monje del Caribe (foto) ya se extinguió por obra de la caza del ser humano para efectos científicos y alimenticios, y las próximas podrían ser las focas monje de Hawai y del Mediterráneo?
Son datos que sin duda alarman, y que desgraciadamente son verdad. Pero no han sido publicados por los distintos organismos especializados para que la gente se asuste, sino al contrario: para que todos enfríen sus cabezas y se pongan a pensar qué hacer para cambiar el curso de estas situaciones.
Un caso que ejemplifica que sí es posible hacer algo es el hecho que la ballena jorobada haya salido de la lista roja de cetáceos en peligro de extinción, pasando de «vulnerable» a «preocupación menor». Aún quedan muchos cetáceos por proteger, pero con los avances que van mostrando países como Chile al prohibir su caza, se va progresando y de paso, cambiando el mundo.

250
Fuente: Infonatura