Las islas maldivas son un paraíso de aguas turquesas, con muy buenos spots para surfear, en el centro del océano Índico frente a India y Arabia Saudita. Sin embargo, desgraciadamente están siendo uno de los primeros lugares en experimentar las consecuencias del calentamiento global.
Estas islas corren un serio riesgo de desaparecer para el año 2050, lo cual fue confirmado por los 2.000 científicos que se reunieron en el reciente Congreso Internacional sobre Cambio Climático. El problema radica en que, si las estimaciones son correctas, los deshielos del Ártico provocarán un aumento de un metro en el nivel del mar, siendo que el 80% del territorio de las Maldivas se encuentra bajo ese metro.
Ante la urgencia de búsqueda de soluciones, han surgido dos posibilidades: construir una muralla (la Gran Muralla de Male) de tres metros de alto que proteja del avance del agua a las 1.200 islas del país; o la segunda e impactante alternativa sería comprar un territorio, ya sea en Australia, Sri Lanka o India, donde debiera trasladarse toda la población.
Fuente: Blog Verde