El invierno ya se fue y atrás quedaron aquellos días de grandes marejadas y de crecidas majestuosas que asombraban las miradas un mar siniestro por el tamaño de sus olas y de todos quienes aprovechan de esas bondades de la Madre Naturaleza y Neptuno, olas que solo se ven en algunas ocasiones como en Cartagena y San Sebastián que se portaron de manera increíble y perfecta este invierno. Se añoran esos días mágicos como el de esta imagen que se capto un día de esos de invierno, en un rincón de nuestro litoral, tal como lo muestra la foto del puerto con su ola rompiendo con fuerza en la playa de Llo Lleo algo que disfrutan pocos, lastima que paso el invierno días de olas como esos se añoran por estos días. Neptuno esta medio mezquino por acá.

Lostparadise/ChileSurf
Foto:Cristian Pavez

250